¿Cuánto cuestan los deportes extremos?

Practicar deportes extremos brinda mucha satisfacción. Las situaciones de riesgo causan que el cuerpo libera endorfina, también llamada “la hormona del bienestar” que nos ayuda a olvidar los problemas diarios y aliviar el estrés. Quizás los deportes extremos no son un entretenimiento adecuado para todos, ya que requieren de muy buena salud y muy buena condición física, habilidades adicionales y obviamente – mucho coraje. No obstante, las personas que optan por este tipo de hobby no se imaginan un mejor modo de conseguir un buen humor. Los deportes extremos sin duda suben la adrenalina. Averigüemos si lo hacen también los gastos para hacer estas actividades.

El arte de cruzar los límites

Es verdad que podemos lesionarnos durante una carrera o probando unas posturas de yoga más complicadas, pero de todas formas, estos tipos de deportes no son considerados como actividades de alto riesgo que requieren la superación de miedos y resistencias mentales. A su vez, tenemos que superar tales obstáculos psicológicos  cuando realizamos las actividades que ponen en riesgo nuestra salud o incluso nuestra vida. Es difícil para los novatos controlar los acelerados latidos del corazón cuando se lanzan en paracaídas o montan en la pista de motocross por primera vez. Uno puede pensar que están locos, pero la verdad es que las personas que practican los deportes extremos a menudo lo hacen para desarrollarse físicamente y psicológicamente. Este hobby enseña cómo superar los miedos y cómo lidiar con las situaciones difíciles lo que realmente ayuda a conocerse a sí mismo mejor.

En la tierra, en el aire, en el agua

Hay múltiples tipos de deportes extremos, por lo cual cada persona puede fácilmente encontrar una actividad que se ajuste a sus exigencias y habilidades. Si el ciclismo tradicional te aburre, puedes optar por el ciclismo de montaña. Esto significa la necesidad de tener un equipo resistente que no falle en las condiciones extremas. Si solo estamos a punto de empezar nuestra aventura en el ciclismo de montaña, no necesariamente tenemos que escoger las bicis profesionales más costosas. Basta un equipo sólido y seguro para principiantes, pero destinado específicamente a este tipo de deporte. Su costo promedio es desde 500 hasta 1500 €. Aún más costosos son los vehículos de motocross. Una moto de buena calidad puede costarnos desde 5000 hasta 9000 € y los accesorios (ropa, protectores, botas, casco etc.) mínimo unos 600 €.

También los deportes aéreos provocan en mucha gente un salto de adrenalina repentino y que se acelere el latido de sus corazones. Los miedos en la práctica del parapente están asociados con el hecho de despegarse de la tierra de manera segura. En el caso del paracaidismo hay algo más. Arrojarse del avión es un salto a lo desconocido, un salto al abismo. Uno siempre va a pensar si el paracaídas se va a abrir de verdad. Algunas personas avanzadas escogen los saltos tipo HALO que inician a una gran altura, con una apertura del equipo a baja altitud. Tirarse en tándem cuesta aproximadamente 400 €. Si deseamos tener esta experiencia grabada o fotografiada, tenemos que pagar unos 100 € más.

Si queremos hacer paracaidismo por nosotros mismos, podemos optar por un curso. Dependiendo del tipo de entrenamiento pagaremos desde 400 € (curso de apertura automática) hasta incluso 1500 € (curso de caída libre acelerada). Ambos contienen la parte teórica y un cierto número de saltos.

Una sensación similar al paracaidismo la ofrecen los saltos bungee. En este caso puede presentarse un miedo conectado con la repentina proximidad de la tierra. Sin embargo, los precios para este deporte son mucho más bajos en comparación con los cursos de paracaidismo – un salto bungee cuesta en promedio 50 €.

Rafting a su vez, es un deporte ideal para los amantes del agua. El descenso en ríos turbulentos sobre una balsa tiene un costo que varía dependiendo de la zona 40 – 50 € por persona. El precio incluye la balsa, los accesorios necesarios y la asistencia de un instructor. 

¡No renuncies a tu pasión!

Los precios elevados asociados con la práctica de deportes extremos pueden desalentar, pero no tenemos que renunciar a nuestras pasiones solo por culpa de las limitaciones económicas. Cuando aparece la necesidad de subir la adrenalina, siempre podemos acudir a los préstamos online. Rápidos, cómodos y seguros, los préstamos online nos ayudarán a realizar nuestros sueños de aventuras excepcionales. Con los préstamos online ¡todo es posible!

El artículo fue preparado en colaboración con un servicio de préstamos online.